Abandonar el deseo de ser perfecta

¿Te pones muy exigente contigo misma? ¿Parece que nunca eres suficiente? ¿Siempre encuentras algo que criticar en ti y nunca te quedas satisfecha?

Si la respuesta es “si” es posible que detrás de esto se esconde el deseo de ser perfecta que puede impedir que subas tu autoestima. 

En este artículo y vídeo te hablo de este exceso de perfeccionismo y te propongo un ejercicio de la terapia gestalt para que puedas experimentarte sin él.

Anthony de Mello solía contar lo que le ocurrió un día mientras contemplaba una puesta de sol en el mar. 

—¿No es precioso? Le dijo entusiasmado a una mujer que se encontraba junto a él apoyada en la barandilla. 

—Sí —dijo la señora— Pero ¿no cree usted que estaría mejor con un poco más de rosa a la izquierda?

Así es la mirada de perfeccionismo. Nunca es suficiente. Siempre es mejorable. Siempre falta algo. Es una mirada que te lleva a la exigencia, a no permitirte el error, a la critica. Es el que te aleja del amor propio. 

 

Si quieres mejorar tu autoestima necesitas darte cuenta que tienes este deseo de ser perfecta que se puede convertir en una constante presión que te limita en varios aspectos. Incluso puede crear molestias como la migraña, tensiones corporales, dolores del estómago, ansiedad, depresión. 

 

Si eres excesivamente perfeccionista contigo misma, es posible que entres en un estado de carencia permanente, porque es imposible llegar a ser perfecta ni física ni psicológicamente. 

Aunque es muy bonito mejorar, trabajar en uno mismo, si esto es algo que te lleva a un estado de carencia, de sufrimiento, de continua insatisfacción, no es algo que te sirva, ¿verdad? El camino de aumentar la autoestima no va por allí. 
 
Este deseo aparece también cuando entras en contacto con el mundo espiritual o terapéutico. Hay personas que cuando encuentran la espiritualidad se alegran mucho porque ven allí la esperanza de llegar por fin a la perfección. O llegan en busca de la terapia para la autoestima con la intención que con ayuda de la terapia se harán perfectas, por fin. Por supuesto suele ser algo inconsciente. Luego se decepcionan porque la espiritualidad o la terapia pasa más por aceptar que por perfeccionar. 
 
Hay algunos deseos que no tienen que cumplirse y está bien que así sea. Seguro que conoces de tu experiencia vital este tipo de deseos, por ejemplo, cuando deseabas que te ascendieran, al final no lo hicieron y fue una bendición porque así te evitaste unos buenos marrones en el trabajo, o te salió un trabajo mucho mejor. Seguro que tienes alguna experiencia de este tipo que puedes decir, “¡Qué bien que no se haya cumplido mi deseo! ¡Menos mal!”
 
Así que ¿estás preparada para dejar este deseo de lado? 
 
Si es que si hoy te propongo un ejercicio de la terapia gestalt para poder experimentarte SIN el deseo de ser perfecta: 
Cierra los ojos. Respira unas cuantas veces. Conecta con la situación donde ha aparecido el deseo de ser perfecta.  Siente estas ganas de hacer algo muy bien, de no equivocarte. Siente las sensaciones corporales que esto te provoca. Siente como cambia la respiración. Es posible que se haga algo más rápida. Date cuenta lo que te estás diciendo… “debo hacerlo muy bien”.. “no puedo equivocarme”… si no lo hago muy bien seré una fracasada….
Por un momento abandona este deseo. Déjalo. Luego lo podrás recoger si quieres. Pero aquí y ahora, déjalo. Tu sabes cómo hacerlo porque has dejado muchas cosas en tu vida que no te han servido… relaciones, ideas, hábitos. Así que deja este deseo por un momento. Simplemente no lo toques. Experiméntate a ti misma sin este deseo. ¿Cómo eres sin él? ¿Qué cambia en ti? Date cuenta como respiras, como es la sensación en tu cuerpo. 
Ahora, mandate un mensaje interno: “Merezco ser feliz aunque no soy perfecta”, “Me doy derecho de equivocarme y me acepto igual”, o cualquier otro mensaje que se sienta bien para ti. 
Inhala, exhala…

Poco a poco vas abriendo los ojos…

 

¿Cómo te sientes?

 
Espero que este ejercicio de la terapia gestalt te haya ayudado a experimentarte sin el deseo de ser perfecto. ¡Cuéntame como te ha ido en los comentarios abajo!

 

Si necesitas acompañamiento para por fin dejar la autoexigencia y autocrítica y empezar a aceptarte con tus luces y tus sombras, puedes reservar aquí la primera sesión gratuita de la terapia para la autoestima

Escrito por Asia Drozd

Terapeuta Gestalt en Barcelona y Terapia Gestalt online
Terapia para la autoestima en Barcelona y online
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario