Relaciones: un dialogo o la obra de un solo actor?

terapia-gestalt-transpersonal-rolesNuestro “yo” cambia de uniforme todo el tiempo. Es diferente cuando trata con la pareja, que cuando trata con un amigo. Es como si cada una de las personas activara un yo diferente. Vamos cambiando de disfraz. A veces decimos: “Esta persona saca de mi toda mi rabia, pero yo no soy así”. Realmente lo que queremos decir, es que con otras personas actuamos de forma más tranquila, pero con esta persona en concreto empezamos a arder como una antorcha. Qué es lo que tiene él o ella que nos da tanta rabia? A qué parte suya reaccionamos tanto? Es interesante contestar a estas preguntas, y es lo que hacemos en la terapia, porque en realidad lo que vemos en el otro, tiene algo que ver con nosotros. Pongamos que critico al otro que es por ejemplo muy pasivo. Qué es lo que me pasa con mi propia pasividad? Quizás no me la permito y siempre me siento con la obligación de actuar?

Entre las personas se forman varios tipos de relación, basadas en que varias partes de nosotros se relacionan entre ellas. Pongamos que con mi pareja asumo el rol de, llamémoslo “sumisa” y él del rol “dominante”.  Él toma todas las decisiones, yo las acepto aunque no siempre me gustan. Puede ser que la relación funciona así durante muchos años. Pero, según la teoría de las polaridades, si soy sumisa, también tengo mi parte dominante. Donde está ella en nuestra relación? Pues actualmente se está mostrando a través de mi pareja, con mi aparente aceptación de suprimir la mía. Y sigue está relación hasta que quizás un día a uno de nosotros quiere cambiar algo. Puede ser que en algún momento claramente me opongo a una decisión suya y expreso mi deseo que se haga lo que quiero yo (mi parte dominante quiere hacer un acto de presencia). Entonces puede aparecer un conflicto que en realidad es una manifestación externa de un conflicto que se encuentra dentro de mí. Cómo se relacionan mis partes sumisa y dominante dentro de mí? Hasta qué punto no me permito vivir mi parte dominante? Qué consigo asumiendo siempre el rol de sumisa? Menos conflictos? Qué evito asumiendo este rol? Tomar la responsabilidad de las decisiones? Este tipo de investigación hacemos en Terapia Gestalt para poder hacer consciente como nos relacionamos con nuestras partes aceptadas y no – aceptadas.

Las relaciones que aparecen en nuestras vidas son espejos y aprendizajes. Espejos que reflejan nuestro propio rostro. Aprendizajes sobre nosotros mismos. Hacen que algunas cualidades propias sean visibles, para que veamos y aceptemos también lo que no nos gusta, la parte que quizás permanece en la sombra. Sólo así podemos verlas, cuando son reflejadas en los demás. En algún momento quizás podamos reconocer, que lo que parecía un teatro de muchos personajes y diálogos, puede verse como un teatro de un solo actor y monólogo.

Pero hay un “yo” más allá de todos los roles, está el que observa todos los roles. Se puede decir que es la audiencia en el teatro. En frente suyo todo tipo de roles se despliegan. Cuando soy capaz de observar algún rol, me puedo desidentificar de él. Puede pasar a ser un fenómeno, en vez de estar en la carne y sangre de nuestro ser. Puede hacerse consciente. Si tengo consciencia, gano el conocimiento. Si gano conocimiento, tengo posibilidad de no actuar de forma automática sino desde un lugar más sabio que contiene toda la potencialidad y posibilidad. Este lugar es el testigo consciente, que siempre está presente. No tiene opiniones sobre ningún rol, no hace comentarios, no juzga. Simplemente observa desde su pureza, totalmente neutral. En la Terapia Gestalt Transpersonal reforzamos esta presencia, este testigo que nos permite ver, que todos los roles son un juego de la vida presenciadas desde un lugar indescriptible de paz y silencio.

 

Deja un comentario

WhatsApp chat