Gestión emocional

Cuando la vida nos aprieta y vienen momentos difíciles nos podemos encontrar con las emociones que no sabemos cómo manejar. Entre ellas habitualmente se encuentran la rabia (con todas sus variantes como ira, enfado, agresividad, cabreo), la tristeza, el miedo, la culpa, la vergüenza o el resentimiento, entre otras.

Las emociones

Una emoción es una manifestación biológica  que fluye de forma natural a no ser que intentamos reprimirla o bloquearla.

Normalmente no la bloqueamos o reprimimos de forma consciente. Nos influyen varios tipos de “normas no escritas” sociales, familiares o personales (p.ej. “los hombres no lloran” “las niñas no se enfadan” “hay que ser valiente”) que son como programas que aplicamos inconscientemente. Estas normas provocan que bloqueamos el libre flujo emocional, y esto puede afectar a nuestro bienestar y salud mental desencadenando p.ej. la ansiedad y baja autoestima.

Cada uno experimenta las emociones a su manera particular. Hay algunos que son más emocionales y se dejan llevar mucho por lo que sienten. Viven las emociones tan intensamente que se pierden en la intensidad. Hay otros, que el mundo emocional parece más lejano que otro planeta. Los racionalizan, los piensan, los analizan – todo menos sentirlas.

Desde la perspectiva de la Terapia Gestalt, no existen emociones malas o buenas. Simplemente son apariciones en el cuerpo totalmente naturales. Algunas nos gustan experimentarlas más y algunas menos. La etiqueta que ciertas emociones son “malas” o “negativas” son innecesarias y añaden un peso adicional que no ayuda en su gestión.

 

Lo que intentamos en la Terapia Gestalt es tomar consciencia y vivir todas las emociones con naturalidad (sin frenarlas ni exagerarlas) para que puedan seguir su curso. Nos las dejamos sentir, aprendemos a expresarlas y gestionarlas, para poder incluirlas dentro de nuestra experiencia, y como consecuencia estar más cómodos con nosotros mismos y los demás.

¡La primera sesión informativa con la terapeuta Gestalt es gratuita! ¡Pide ahora tu cita!