4 Comments

  1. Cuanta razón, Asia¡ Queremos desprendernos rápidamente del dolor sin llegar a buscar y sanar “la herida”. Queremos sanar ya, sin pasar por la fase de aceptación, de enfrentarnos a él y con calma llegar a la herida, observarla y luego curarla para quitar el dolor.

  2. Johnny

    Están estimulante todos estos consejos que nos hacen reflexionar y cojer el camino verdadero para asi mantener unido nuestro hogar y la familia gracias por todo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *